Una cuestión de salud

Decidí reinscribirme al gimnasio. Había estado yendo durante el verano, pero a las pocas semanas de arduo estiramiento y contracción muscular me comenzó a entrar una pereza de esas en que te ves en la necesidad de superar tu propio record de creatividad sólo con el afán de encontrar la excusa perfecta para claudicar con dignidad. Sigue leyendo

Anuncios