Mi unicornio azul se tomó un sabático

Ha pasado un buen tiempo desde mi última actualización en el blog. Un año y medio por lo menos, con un post de mantenimiento en la mitad. En un sentido etéreo, digamos que mi unicornio azul se me perdió. Pastando lo dejé y el maricón se tomó un sabático. Y no es que no haya estado cerca de mí, chasconéandome la frente con su cola setentera, es que ha estado medio huevón. Sigue leyendo

Anuncios